Category

Columna de opinión

Category

Las videollamadas ya no son suficientes. Lo fueron cuando la contingencia sanitaria comenzó hace más de un mes: al inicio cumplieron su propósito de recrear la cercanía, hasta que terminaron por hacer más evidente la ausencia. Estar aislado ocasiona que dejes de reconocer los sentimientos que el contacto físico te proporciona. Aunque veo su cara moverse y sonreír a través de una pantalla, todo se percibe tan distante y artificial que ni siquiera parece real. El aislamiento en cuarentena ha ido delineado capa por capa una esfera que me separa de cualquier contacto humano, pero una en particular me ha trastocado. He escuchado muchas teorías respecto a cómo afectará la cuarentena a las parejas. Éstas van desde posibles divorcios hasta embarazos. Incluso se dio a conocer el alza de compras en línea de juguetes sexuales en Francia. Y es que, con tanto tiempo encerrados, en algo se tendrán que entretener…

Tras regresar a México después de asistir a un congreso de nutrición en Madrid, Mariana Godoy empezó a presentar síntomas relacionados al virus Covid-19. Con un bebé de siete meses, su preocupación creció al dar positivo en la prueba que ella misma pagó en un hospital privado, ya que es prácticamente imposible conseguir una prueba en un hospital público en México. Unos días después, la prueba fue practicada a su bebé Matías, quien dio positivo a la prueba de coronavirus, convirtiéndose en el primer bebé en contraer el virus en México. Derivado del virus presentó un cuadro de neumonía, por lo que fue hospitalizado durante tres días, mientras sus padres no podían estar cerca de él. Fue la primera vez en su corta vida que permaneció separado de sus padres por tanto tiempo. “Los niños sí se enferman. Quiero que dejen de leer tonterías y asumamos entre todas la responsabilidad,…

No pensé dos veces lo que implicaría recoger a un cachorro de la calle. De tan solo un mes de edad (según calcularon los veterinarios) el ahora bautizado Suny, deambulaba entre montones de desperdicios en un parque que está sucio y abandonado. Suny se cruzó en mi camino, pero empiezo a creer que fue un regalo del universo. Nunca había pensado en tener un perro en casa, no soy una persona a la que le agraden sobremanera las mascotas, y los perros nunca han sido mi fascinación. Sin embargo, cuando vi a esta pequeña bolita de pelos rondar solo a tan corta edad, siendo un recién nacido no lo dudé, caminé directo hacia él. Traté de llamarlo pero él parecía estar sumamente concentrado oliendo y ronroneando entre los desperdicios. En ese instante solo sentí la necesidad de protegerlo. Quizá si lo hubiera pensado más no sé si lo hubiera adoptado.…

Por lo insólito y aberrante, el título de una noticia publicada en un periódico mexicano llamó mi atención de inmediato: Muere bebé en Oaxaca por lesiones de abuso sexual, se leía en el encabezado de esta nota. La pequeña, de menos de dos años, había muerto tras presentar un cuadro infeccioso, su padre fue detenido por la Fiscalía como el principal sospechoso. Tras leer esta información, que me dejó estupefacta pensando en el tipo de sujetos que conforman esta sociedad enferma, más notas de abuso sexual aparecieron en mi ordenador como “sugeridas”. Continué leyendo unos minutos más hasta que me paralicé por completo y sentí una gran frustración. “¿Cómo puede pasar esto?”, me pregunté tratando de encontrar calma. Cerré de inmediato mi laptop y me dirigí a cenar con una amiga. El tema serruchaba en mi cabeza, por lo que al llegar al restaurante lo primero que comenté fue la situación…

En México, 13 periodistas han sido asesinados en lo que va del 2019. En promedio, un comunicador muere cada mes en situaciones trágicas. Hacer periodismo en México se ha convertido en una actividad de alto riesgo. Las condiciones de violencia adversas al desarrollo de este oficio han posicionado al país a la par de lugares que enfrentan abiertamente una guerra, Siria. Los niveles de impunidad en cada caso de amenaza, secuestro y asesinato han empeorado, lo que ha posicionado a México como el más peligroso para ejercer este oficio, de acuerdo con datos del Índice Global de la Impunidad. Tras los más de 10 años que llevo siendo periodista he visto cómo los rostros de la gente se transforman cuando respondo a la pregunta “¿a qué te dedicas?”. Mientras que hace una década, cuando me inicié como editora de una revista de investigación, las personas reaccionaban afables y la mayoría sonreía…

″¿Con quién vienes?” era la pregunta a la que más le temía durante las cinco semanas que viajé sin ningún acompañante por el sureste peruano. Sin importar lo que a la vista es obvio, la gente cuestiona, así que la pregunta indeseada no tardó en llegar. Aterrizando en Lima, donde hice escala para irme a la ciudad imperial del Cuzco, una mujer americana que esperó sentada en un sillón junto a mí me preguntó quién me acompañaba. Confieso que mi corazón palpitó con nerviosisimo y varias ideas surgieron en mi mente, incluso pensé inventar algo como “mi amiga está en el baño”, pero qué importaba lo que pensara la anglosajona si al final muy probablemente no la iba a volver a ver. Entonces, con expectativa de su reacción, le respondí “sola”. Se sorprendió y en lo que pareció un gesto de agradecimiento hacia mi respuesta honesta me confesó que,aunque ella…

Sin importar la edad que tengan, las niñas pueden fantasear con lucir un largo y cargado vestido blanco y creer que el unirse en “sagrado matrimonio” las completará como mujeres y seres humanos. Sin embargo, a través de los años la crisis de las instituciones religiosas, así como independencia y autonomía que han logrado las mujeres a través de la lucha feminista, ha hecho no sólo que no requieran casarse para poder realizarse en su vida, si no que el matrimonio parece estar perdiendo seguidores. Cada vez más las parejas inventan nuevos rituales para unirse en un evento social que llaman “boda”. Por ejemplo, mezclar elementos de ceremonias indígenas con ritos budistas. Todo por creer que el compromiso que hacen con una persona debe resonar en el más allá. Lo que olvidan es que ese compromiso en realidad se hace con uno mismo y con la persona que se decide…

La tendencia en México de nuevos espacios para mujeres emprendedoras está al alza. México es el único país latinoamericano en el cual hay más mujeres emprendedoras que hombres. Esta estadística es gratamente sorpresiva. Visité uno de los cuatro coworkings que existen para mujeres en la Ciudad de México. Desde que entras a “Mía Co-Growing” te sientes inspirada. Ubicado en la colonia Tabacalera, Mía Co-Growing cuenta con nueve oficinas privadas y un espacio abierto bellamente iluminado con la luz natural que entra por los ventanales desde donde se observa el emblemático Monumento a la Revolución. Ahí, conocí a Marisse del Olmo, la cofundadora y directora operativa. “La idea de tener un espacio abierto es permitir la interacción de unas mujeres con otras, conocer más de sus proyectos y crear un networking de apoyo”, apunta Marisse, quien después de trabajar para las Naciones Unidas en Nueva York regresó con la idea de ampliar la comunidad…

¡Esta columna cumple un año! Cuando concebí la idea de escribir habitualmente una columna de opinión no sabía a qué me estaba enfrentando, pero sentía una estremecedora necesidad de hacerlo. Desde la primera vez que me reuní con el editor de esta sección, Eythel Aracil, hubo un entendimiento como si nos conociéramos hace años. Se emocionaba con cada tema que le proponía y me hacía comentarios que me impulsaban a investigar sobre lo que me interesaba exponer. Desde aquella primera reunión que sostuvimos en un café cerca de Reforma, mi editor y yo encontramos una sinergia que se reflejó en cada columna publicada. Cuando empecé a escribir recuerdo que Eythel me hablaba para insistirme, “necesito escucharte a ti, quiero que sea tu voz”. Como periodista, dedicada a temas de investigación, fue complicado romper la barrera de la “objetividad” para hablar de mí, de lo que me pasaba y de lo…

Nunca antes había estado particularmente interesada en la arquitectura hasta que conocí a un singular arquitecto, quien me mostró la esencia detrás de la técnica de construir. Parecía un domingo cualquiera en la Ciudad de México, avenida Reforma cerrada parcialmente para los ciclistas como nosotros dos, que la recorríamos rodando. Lo que iba a ser un paseo ciclista matutino se convirtió en una revelación arquitectónica. A lo largo de la ruta, Ricardo se detuvo tres veces en una hora para mostrarme la grandeza detrás de las inconmensurables edificaciones que enaltecen esta arteria vial. A pesar de haber transitado millones de veces por la esquina de Río Rhin y Reforma, nunca me había detenido a admirar la majestuosa arquitectura de la Bolsa de Valores, de Juan José Díaz Infante. Con una fachada de más de mil cristales, este lugar enarbola una de las construcciones más apantallantes de la capital. Ricardo…